De ‘Wikileaks’ a ‘Panamaleaks’. ¿Esta vez cómo se olvidará? | Columna de opinión 01- El Espacio

El día de ayer salió mi primera columna de opinión 'Apuntes de Santiago' en el periódico El Espacio de la ciudad de Bogotá-Colombia, acerca del uso de la información que se expone públicamente.

Para Consultar el periódico versión digital click aquí


Si quieres leerla completa aquí la encuentras .

El Espacio, Bogotá- Colombia  3 de mayo de 2016
Columna Apuntes de Santiago
Por Ángel David Santiago Molina

Estamos en una era donde la información ya no es secreta, por medio de novedosos métodos se han descubierto las turbiedades de los gobiernos y de algunas empresas, el velo del secretismo se ha expuesto y miles de datos ocultos han salido a la luz pública, sin embargo, luego de varios meses, este contenido ya no tiene la misma importancia.

Si recordamos un poco, desde el 2009 Wikileaks ha sacado a la luz cientos de correos de diferentes gobiernos, los cuales contienen conversaciones que afectan a las sociedades de cada país, he encontrado y visto en estos la corrupción por parte de algunos gobernantes o líderes políticos, que bajo cuerda venden lentamente los países a otros gobiernos.

El tiempo avanza y distintos acontecimientos acaparan las agendas de los medios nacionales e internacionales, en su mayoría noticias sin importancia, ocultando así los polémicos datos descubiertos anteriormente, borrándolos, desapareciéndolos de la vista cercana de la sociedad. ¿Pasará lo mismo con ‘Panama Papers’ en uno, dos o tres años?

No necesitamos ser hackers y tener conocimientos avanzados en sistemas para acceder a los archivos que han salido a la luz, grupos como WikiLeaks han descubierto y puesto a la disposición de cualquier usuario en su sitio web la información, sin embargo, el periódico alemán ‘Sueddeutsche’ que en colaboración con más periodistas revelaron la polémica de ‘Panamá Papers’, no quiere publicar la mayoría de documentos por algunos motivos. Tal vez no quieren crear alertas tempranas de corrupción sin una investigación profunda y exhaustiva de cada uno de los datos, que hasta el momento reúnen más de 2 teras de información.

En este momento es cuando cuestionamos el uso de la información que publicamos, si queremos sacar a la luz estos documentos por cumplir con el derecho de la sociedad a estar informada, o publicar para crear acción y generar en las personas llamados de activismo.

Lo que encontramos en Wikileaks con relación a Colombia fue bastante grave, pero luego de que salió a la luz y se nombraron , nadie los investigó a fondo, en aquellos correos hay información sobre la participación del gobierno de los Estados Unidos en ámbitos militares y gubernamentales en el país, también la preocupación del gobierno por su imagen desde que empezaron aparecer los falsos positivos, entre otras cosas más podemos ver cómo el gobierno a falta de una entidad sin corrupción le pide a Estados Unidos por medio de su Embajador, ayuda en temas de seguridad nacional, estos y más ‘cables’ como Wikileaks denominó a los correos, los puede encontrar, leer y disgustarse durante horas en el sitio web de esta organización.

En Colombia no existen grupos de investigación serios y profesionales, que analicen cada información que tenga que ver con el país, esto demuestra que no hay una preocupación fuerte frente a lo que nos puede afectar como sociedad.

Un grupo de periodistas, que hace poco es tendencia por una película que muestra su labor investigativa, es ‘Spotlight’, este fue un caso real donde se encontraron algunas entidades como la Iglesia Católica, algunos grupos de abogados y varios periodistas, que habían ocultado y manipulado información sobre casos de pederastia tiempo atrás para no dañar la imagen pública de la Iglesia. A pesar de que los casos delictivos eran de hace 20 o 40 años atrás, la investigación y el estudio que realizó ‘Spotlight’ sobre todas las posibles versiones y fuentes, creó un trabajo completo y profesional que sacó a la luz cientos de sacerdotes condenados por delitos sexuales contra menores de edad en todo el mundo. En este caso aprendimos acerca del uso de la información, aunque haya sido guardada años atrás.

A diario nos encontramos con noticias sobre miles de muertos o videos sin importancia, y muy pocas tienen que ver con grandes delitos financieros. Es información que, a diferencia de los robos en las calles, no es mostrada rigurosamente al público, creando un ambiente de ignorancia frente a estos temas económicos.

Para explicar un poco los delitos fiscales, que es la mayor importancia de la investigación en los ‘Panama Papers’, son aquellos que empresas y personas cometen al defraudar al sistema económico de algún país, ya sea para obtener beneficios financieros o esconder la procedencia del dinero.

Por ejemplo, a través de paraísos fiscales o ‘banca offshore’ se cometen innumerables delitos fiscales, en estos se permiten evadir impuestos nacionales o tener privacidad en cuanto a la fuente del dinero. Algunos de estos delitos salieron a la luz con ‘Panama Papers’ donde la empresa ‘Mossack Fonseca’ ayudó a sus clientes a seguir financiando sus negocios ilegales, como por ejemplo la guerra en siria, dineros del narcotráfico, ocultación del capital de grandes empresarios y personas, entre las que se encontraron presidentes, expresidentes, artistas, políticos de diferentes gobiernos, entre otros más.

Panamá es solo uno de al menos 30 lugares que existen en el mundo y que funcionan como paraísos fiscales, donde aquellos empresarios a costa de la explotación de diferentes recursos, personas o cosas, trasladan sus empresas para no ser afectados por leyes en donde realmente trabajan, de esta manera evaden el pago de impuestos por sus actividades las cuales afectan a distintas comunidades.

Y como siempre existen víctimas, entre todos los papeles encontrados en Panamá, hay cientos de nombres y menciones de pueblos afectados, mujeres en venta, niños dispuestos a ser vendidos para la extracción de sus órganos, robos financieros, guerras financiadas, entre miles de archivos más de corrupción.

¿Qué hacemos con esta información? ¿La olvidamos y dejamos que sólo caiga en manos de aquellos que creemos que pueden analizarla?

La suma del dinero que fue encontrado en estas bancas ilegales podría ayudar a millones de personas que lo necesitan, por ejemplo, en países como Colombia donde en pleno siglo XXI los niños se mueren de hambre en la Guajira.