Del desperdicio académico a la publicación digital

¿Falta de pertenencia?, ¿Estudiar solo significa trabajar para conseguir un título mal llamado profesional?, ¿Los trabajos solo son exigencias del profesor?, ¿No le interesa a nadie?.

Las causas pueden ser muchas y no soy psicólogo, ni he estudiado sus mentes para encontrar la razón de nuestro olvido a estas creaciones. Sin embargo, soy estudiante y he querido contrarrestar este mal, explorando soluciones en este mundo actual y difícil en el que nos encontramos.

La mejor manera de contrarrestar ese problema de desperdicio intelectual es mejorar lo que hemos hecho y publicarlo.

Mejorarlo: Depende de tu estilo, de lo mal que esté o de lo poco que le falte, no depende de nadie más hacer este punto sino enteramente de ti, es tu responsabilidad, tu creación.

Publicarlo: Depende de un tercero, sea una plataforma o una agencia de publicación. Aquí es donde muchos fracasan, por no saber qué camino elegir.

Tranquilos, no teman si el mercado global como lo son las revistas famosas, los diarios más importantes, o secciones especializadas van a publicar nuestro texto, ¡No importa!.

Comenzar es una etapa difícil, y debe ser personal, debes empezar con algo sencillo, para darte a conocer.

Mi consejo:

¡Puede ser un blog propio!

¿Cómo el desperdicio puede llegar a ser mejorado y publicado con solo una tarde de dedicación y una vida llena de experiencias?

Tenemos que dar una ojeada a lo olvidado, a nuestro pasado: tal vez encontremos ese cuento que hicimos en primaria, ese poema que quedó en la mitad, esa novela que no terminamos, ese cuadro que fue el mejor de la clase y quedó olvidado en la sombra de la buhardilla llenándose de polvo, la idea que solo quedó en palabras escritas en la hoja de un cuaderno, o ese video del cual solo existe un storyboard.

Lo primordial es terminarlo, pero terminarlo no significa exclusivamente hasta la palabra “fin”, significa entonces que es el momento en que creas que la obra está finalizada. Puede quedar en veremos para después hacer una serie, puede estar a medio terminar para que la gente la termine, etc.

Cuando creas que el texto, video, sketch o como quiera que se llame tu creación esté lista, necesitamos publicarla y en esta etapa tenemos que tener en cuenta varias cosas.

Vivimos en una época donde el Internet es la mejor opción para compartir nuestras creaciones, nos amplia la posibilidad de que esa obra sea vista en todo el mundo y comentada en diferentes idiomas por personas de diversas culturas.

Necesitamos encontrar una plataforma acorde con nuestra economía, es decir, si tienes el acceso a comprar o no un espacio en la web.

Por ejemplo : Comprar un espacio en un servidor y dominio para que tu blog quede: www.esteblogsiesprofesionalporquetieneelpuntocom.com.

Esto puede tener muchas ventajas: tienes un nombre único, no haces parte de ningún subdominio del tipo esteesmiblog.blogtuty.com, es tu espacio y puedes personalizarlo como quieras, puedes subir, experimentar, etc.

Sin embargo para muchos comprar un dominio y servidor es impensable pues su economía de estudiante es distinta y bastante limitada, así que buscamos una opción gratuita.

He visto y probado varios espacios que ofrecen crear un blog gratuito como lo son Blogger y Wordpress, pero tienen tantas limitaciones que pueden hacer perder tu interés de seguir con tu blog, te menciono algunas.

Ten en cuenta que con el fin de vender, algunos servidores gratuitos te pueden pintar colores, pero la realidad es otra.

Tienes templates viejas, no puedes poner plugins (base de wordpress.org), es bastante limitado el diseño.

Si te permiten modificar el template, debes tener conocimientos de HTML para arreglar esas plantillas gratuitas, ya que vienen bastante desorganizadas, esto es a propósito para que compres la versión full.

Vienen con espacio limitado.

Y no existe soporte, así que de un momento a otro puedes perder todo.

Contenido vulnerable a robos, fácilmente pueden plagiar tus obras.

También necesitamos una plataforma que exalte lo que quieres compartir. En mi caso, creo textos, así que opté por Medium, por su diseño simple que no me exige pensar en nada más sino solo en el texto que publico. Si eres diseñador tal vez optes por DevianArt o Tumblr. Si haces videos, puede que escojas Youtube, Vimeo, etc.
Ser estudiante, vivir sin dinero, no tener experiencia, no publicar contenido, son las realidades de un joven actual, que lo distancia de llegar a ser profesional.

Miles y miles de personas realizan todo tipo de trabajos en la universidad, 5 años coleccionando y creando talleres, ensayos, tesis, textos académicos e informativos, reseñas, fotocopias, entre muchas otras cosas. ¿Y para qué? si el destino final de esos proyectos es la basura, de esta manera, nuestras creaciones tan apreciadas y valoradas alguna vez por algún profesor, familiar o amigo, se convierten en desperdicio.

El desperdicio académico es aquel que genera una persona al guardar, botar, reciclar, formatear, o perder sus “creaciones académicas” sean textos, vídeos, planos, etcétera. Estos son desechados, no son mejorados, son olvidados, descuidados, jamás se publican ni salen de un cajón, no vuelven a ver la luz del día. La gravedad del desperdicio aumenta dependiendo de el esfuerzo y la dedicación con la que se hizo el proyecto que se olvidó.

Estoy seguro que más de la mitad de creaciones literarias que dejamos al olvido pudieron llegar a ser grandes obras literarias.

Pero no todo es físico, ¿y lo digital? Basura, basura y más basura que se pierde por las múltiples formateadas y perdidas de USB en la vida académica.



Y por último, es necesario que en esa plataforma tengas la oportunidad de estar en comunidad. Hay sitios como Wix o Weebly que te dejan hacer tu pagina web. Eso sí, te queda muy bonita y con elementos en 3D y HTML 5, pero nadie la ve, esto es pura y simple basura, no hay interacción con nadie.

Explora plataformas basándote en:

- El dinero

- El diseño

- Las publicaciones que vamos a realizar

- La comunidad

Es sencillo, lo que publicamos lo hacemos por el simple hecho de volverlo grandioso y brillante. Al publicarlo le estamos contando al mundo nuestras opiniones y nuestros puntos de vista. ¿Acaso eso no es grandioso y brillante?.

No quise exaltar solo una plataforma, ni decir que es mejor que otras. Pensé en hacerlo, decir cual es la mejor, pero luego recordé que los productos de cada uno son diferentes.

Tomen algunas ideas y pónganlas en práctica. Saquen los textos que alguna vez hicieron, termínenlos, creo que en ellos hay cosas que el mundo necesita conocer.